ABREN INSCRIPCIONES PARA EL 4º CONCURSO NACIONAL INTERCOLEGIADO ANTIOQUIA LE CANTA A COLOMBIA (DUETOS Y SOLISTAS)

Durante los dias 16, 17 y 18 de mayo de 2013 se realizará en la ciudad de Medellín, el 4º Concurso Nacional Intercolegiado Antioquia le Canta a Colombia.

Ya están abiertas las inscipciones y en la parte final del presente artículo, está el vínculo para descargar las bases y ficha de inscripción para el concurso.

A raíz del éxito obtenido en las tres primeras ediciones del Concurso Nacional Intercolegiado, para seguir trabajando por el logro de dichos objetivos y con el fin de estimular y promocionar a los nuevos intérpretes y atraer nuevos públicos, la Asociación realizará, en Medellín, el 4° Concurso Nacional Intercolegiado Antioquia le Canta a Colombia, en mayo 17 y 18 de 2013 (fecha susceptible de cambios).

Este certamen nació grande y está contribuyendo a atraer nuevos públicos para nuestra música tradicional, que tiene en la juventud a los mejores exponentes y creadores, pues cada vez son más jóvenes los participantes en los Concursos y Festivales nacionales.

IMG_2127

Sigue leyendo

ABIERTA LA CONVOCATORIA PARA EL XI FESTIVAL UNIVERSITARIO DE MÚSICA INSTRUMENTAL UPB 2013

La Universidad Pontificia Bolivariana, Seccional Bucaramanga realizará del 16 al 20 de abril de 2013 el XI Festival Universitario de Música Instrumental, espacio cultural que desde 2003 ofrece para mostrar el trabajo de las agrupaciones instrumentales universitarias. Invitamos a las agrupaciones instrumentales, representativas universitarias, nacionales e internacionales a que participen en esta edición, para lo que les anexamos la información requerida (página 2) y por favor nos la hagan llegar por este medio a más tardar el viernes 1 de marzo del presente año.

Para las agrupaciones universitarias provenientes de fuera del Área Metropolitana de Bucaramanga nuestra organización proveerá el alojamiento, alimentación, transporte interno, escenarios y equipo técnico requerido para este certamen. El transporte ida y regreso desde la ciudad de origen corre por cuenta de la universidad participante.

IMG_8482 - copia

El lunes 4 de marzo de 2013 estaremos publicando lista de las agrupaciones escogidas y enviaremos las invitaciones oficiales de participación.

Mayores informes con el maestro Fernando Remolina Chaparro, Coordinador Área Cultural  de la Universidad Pontificia Bolivariana seccional Bucaramanga, escribiendo al correo electrónico:

festival.instrumental@upb.edu.co

El siguiente vínculo le permite descargar las bases del festival.

Convocatoria XI Festival UPB 2013

Vanessa Eliane Montenegro González lanza su primer trabajo discográfico

caratula cd vanessa

 

Hija de padres Colombianos, nació el 23 de junio de 1991 en Rio Grande do Sul, Brasil. A los seis años inicio sus estudios musicales, y dos años más tarde ingreso al grupo Amadeus del instituto Champagnat Pasto, agrupación que fue invitada  al festival Bandola en Sevilla-Valle  y  al festival Mono Núñez por dos años consecutivos, con este graba 3 trabajos discográficos  con el cual uno de ellos fue ganador del concurso nacional de villancicos RCN televisión.

Comenzó su transcurso de aprendizaje musical académico como solista vocal con la profesora  Astrid Álvarez, continuo con la profesora Jenny Muñoz y la maestra Consuelo López, y continua en la música colombiana gracias al maestro Rolando Chamorro  maestro destacado en todos los campos músicales y reconocido compositor nariñense.

Elegida como la cantante mas destacada del sur-occidente colombiano 2012 por la revista correo del sur.

Representante por el departamento de Nariño en el concurso de música Colombiana Hermanos Moncada por dos años.

Ganadora en diferentes concursos regionales y nacionales como solista vocal, obteniendo el primer lugar en el concurso nacional e internacional de música y Danza  en Tuquerres Nariño y en el concurso intercolegiado musurunakuna de musica colombiana.

Vanessa Eliane ex integrante de Sol Barniz, una de las agrupaciones más reconocidas de su departamento y agrupación insignia del carnaval de negros y blancos en Pasto Nariño, y ganadora del disco que representa el carnaval multicolor de dicha región del país en el año 2012.Tambien forma parte del grupo ASSAI en el que  actualmente graba un trabajo discográfico en homenaje al  reconocido compositor y músico de Nariño el maestro Luis E. Nieto.

Ha sido invitada para ser jurado calificador insignia en el concurso departamental “Alas para la juventud”, jurado calificar en el concurso intercolegiado musurunakuna de musica colombiana y en el concurso de musica de la universidad mariana con homenaje a nuestras raices.

En este momento cursa decimo semestre de Licenciatura en Música en la universidad de Nariño, y se desempeña  como docente en la escuela de formación musical  en la misma Institución, con la cual ha tenido destacadas presentaciones en el departamento; además ha sido la única invitada  en Colombia para cantar con el maestro Colombo, Ítalo, Argentino Piero de Benedictis, en su gira por Colombia en el año 2011.

En este mismo año fue Directora a doc. del teatro imperial de Pasto.

En el año 2012 fue seleccionada para representar a su departamento en el 38° festival Mono Nuñez en Ginebra- Valle y en el concurso Hatoviejo Cotrafa.

Vannesa lanzó finalizando el año 2012 su producción discográfica titulada SOY.

Falleció en Neiva el maestro Luis Carlos “El Pipa” Prada

Nació Luis Carlos Prada el 6 de agosto de 1920 en Neiva, ciudad que tanto amó, cuyo nombre involucró en sus bambucos Neivanita y Neivana. Su profesión, con la cual se ganó la vida y crió a su familia, mecánica de vehículos, la alternó en una primera época como músico cantante de la Orquesta Iberia que fundó el español Pepe Mena, orquesta que en los años 50 amenizaba los principales eventos sociales de la ciudad de Neiva. Después fue miembro de la Orquesta del Chato Barrera, como saxofonista y cantante.

Se asoció con su amigo Vicente Romero como autor de la letra del bambuco Embeleso que ganó el primer premio del II Concurso de la Canción Inédita del Tolima, premio denominado “Pedro J. Ramos”, en la ciudad de Ibagué. La obra fue cantada por María Mercedes Falla.

En la foto, Luis Carlos "El Pipa" Prada. Fotografía Diario del Huila.

En la foto, Luis Carlos “El Pipa” Prada. Fotografía Diario del Huila.

En 1964 se celebró el primer Concurso Nacional de Composición “Jorge Villamil Cordobez” dentro del Festival Nacional del Bambuco en Neiva, que fue ganado por Luis Carlos Prada con su bambuco instrumental El Chato Barrera; en los años siguientes el Pipa, como cariñosamente se le conocía, fue finalista en muchos concursos.
Asociado con otros compositores paisanos suyos grabo varios LPs. El Pipa Prada poseía un excelente caudal de variada inspiración que le permitía componer diversos géneros de ritmos, algunos bailables, pero principalmente dirigía su atención a las canciones en aire de bambuco de los cuales dejó un buen número con su impronta característica; además queda su cumbia Mito Huilense, pieza fuera de serie, que lo posiciona como uno de los compositores más importantes. Su bambuco instrumental El Chato Barrera, es un clásico del género fiestero en el Huila, pieza de excelente hechura, que testimonia la gran amistad que vinculó al Pipa en sus primeros años del trajinar musical con José Gregorio Barrera, el gran Chato Barrera, que sin ser chato, heredó el apodo de su padre, y lo convirtió en paradigma de excelsitud en los instrumentos que le dieron fama como ejecutante: trompeta y saxofón.
El maestro Prada era hijo del gran filólogo y lingüista huilense Julián Motta Salas; el Pipa Prada se complacía en hacer esta declaración. Su madre se llamó Casimira Prada.
A los 92 años de edad falleció en la capital del departamento del Huila, el compositor huilense que se destacó a nivel nacional con varias composiciones folclóricas tales como Ojazos, Mis canciones, Amor callado y Laguna del Juncal.

SE APAGÓ LA VOZ DE JOSÉ RAMÍREZ TRUJILLO, COMPOSITOR QUINDIANO

Se ha marchado a la eternidad uno de los grandes músicos y compositores de Colombia: el maestro José Ramírez Trujillo. Su dimensión humana solo fue superada por el enorme talento para componer versos y llenarlos de música.

Todas las personas cercanas a José Ramírez Trujillo, incluyendo, por supuesto, sus hijos, manifestaban que su vida no había sido jamás la misma después de la muerte de Rosita, su único amor, su amor eterno.

“Miguel Ángel, quiérala mucho, ámala, no lo hagas sufrir, no te alcanzas a imaginar el profundo dolor que se siente cuando se va”, me decía, susurrando canciones, refiriéndose al amor de una esposa.

Para entonces, don José tenía 85 años. Estaba ahí, sentado frente a mí con la caja de resonancia de su tiple sobre las piernas y las manos en el diapasón. Tenía una carga sentimental que rebosaba la montaña que se asomaba por la ventana de su casa en elcentro de la ciudad.

Afuera aturdían los pitos y los motores de los carros y la estridente voz de Shakira salía de una tienda musical con su jovial canción Ojos así.

Tenía la ternura de un niño
José Ramírez Trujillo hablaba con la ternura de un niño. Cada que contaba un pasaje de su vida de músico apretaba el tiple sobre su pecho y sus dedos serpenteaba los trastes trayendo los acordes de aquellas canciones que enamoraron a la Colombia campesina de hace más de 60 años.

No le temblaban las manos, ni la voz, ni se le olvidaban las notas, ni los versos, a pesar de su llanto y su profunda tristeza por la muerte de Rosita.

Son toneladas de vivencias, casi todas en caminos y veredas del Quindío, en las callecitas y los cafés de Armenia, que narraba con la serenidad que le ofrecían sus 85 años. Hablaba con su guitarra. Mientras modulaba palabras añejas, miraba las cuerdas sobre el diapasón y las rasgaba con fuerza. Entonces aparecieron en el ambiente las notas de La Playa, aquel viejo bambuco que compusiera en los años sesenta con la letra de un soneto del poeta Baudilio Montoya Botero.

Ese mismo día, José Ramírez Trujillo tuvo el empuje de presentar al público del Quindío un disco compacto titulado Homenaje a los Autores. Lo más destacado de este disco es que las veinte canciones suenan en su voz fresca de 85 años. Pero, además, lanzó su cancionero: Los versos que inspiraron mis canciones que incluye 68 canciones (versos) de José Ramírez.

Nació en Aguadas
Ramírez Trujillo vio la luz de este mundo en 1918, en Aguadas, Caldas. Su familia emigró al Quindío y se estableció en una finca en Pijao. Es allí, en 1935, donde José Ramírez empieza su vida de músico. Ensayaba y tocaba desde las seis de la tarde, después de la cena, en el corredor de la casa, acompañado de sus hermanos y animado por los trabajadores de la finca, prendía una tímida parranda de bambucos, valses, tangos y pasillos, matizada por un aromado café de la tierra.

Apenas había cumplido 17 años, un día domingo salió de la finca antes de despuntar el alba. “Bajé a Caicedonia a pura uña y me planté en una esquina de la plaza, con timidez, a cantar las coplas de las Hijas de Sánchez Cerro y muy pronto tenía un corrillo de gente que aplaudía cada copla, que por supuesto eran muy graciosas: (‘…en este rancho vive mi negra/ que alegra mi corazón/…las hijas de Sánchez Cerro/ no saben jugar al yoyo/, en cambio las colombianas/, la tiran hasta el cogollo/…’). Allí, en esa plaza, comprendí que a la gente le gustaba mi música, que yo tenía talento y que esa vaina me encantaba. Cuando volvía hacia la casa, a pura uña, alguien me decía por dentro que esa, la música, era mi razón de ser en la vida”. Y esa voz interior no lo engañó, lo puso como uno de los más grandes cantantes y compositores de Colombia.

En Armenia, con su trío, solfearon en las ventanas de mujeres soñadoras, en el teatro Apolo, en los famosos cafés Londres y El Cafetal de la galería y en la recién inaugurada Voz del Comercio de don Leonel Herrera Castaño. José trabajaba como sastre, se instaló en el hotel Palermo, cerca del café Las Olas en la carrera 18 con calle 22. El clarinetista, Carlos García, ejercía el oficio de peluquero, y Alfonso Santa, el guitarrista, trabajaba como ebanista, sin dejar ninguno su afición por la música que les propiciaba parte del sustento. Cantaron en Bogotá y se convirtieron en los artistas de cafés tan importantes como Micky Mouse, El Rincón, Bar Jaramillo, Bar Caldas, donde coreaban desde las tres de la tarde.

En la imagen, José Ramírez, compositor quindiano fallecido en diciembre de 2012. Foto de La Crónica del Quindío.

En la imagen, José Ramírez, compositor quindiano fallecido en diciembre de 2012. Foto de La Crónica del Quindío.

Conoce a Rosita en la capital de la República. Establecen una relación epistolar, hasta que el desespero del aguadeño lo condujo nuevamente a Bogotá y a proponerle matrimonio. Se casaron en Armenia. Como ella trabajaba en la administración de un hotel, compraron un hospedajito por $350, con los ahorros que le había prodigado el tiple a José. El pequeño hotel, ubicado cerca al afamado café El Cafecito, lo vendieron un año después por $1.000 y se hicieron a la Pensión 91, donde se agenciaron todos los tiquetes de buses que conectaban las ciudades vecinas con el ferrocarril del Pacífico y el ferrocarril de Caldas.

Formó dueto con Secundino Cano, más conocido como Sedy Cano. Nos fuimos para el programa La Hora Sabrosa, en la Voz de Pereira. Al dueto lo bautizamos Los Diluvianos. Cuando terminaba el programa nos íbamos al Cesteadero, un bar-restaurante que frecuentaban Luis Carlos González y Enrique Figueroa, dos de las más importantes figuras del bambuco colombiano. Fue en el Cesteadero que Luis Carlos González les dio, a Sedy y a José, la letra de su bambuco El Cafetal, y ellos le pusieron la música. José ya tenía otras canciones, Rosa, En una manga, Reina de la montaña. Cuando lo recordaba, lloraba, por supuesto, a sus ojos se volcaba su mujer muerta.

En el año de mil novecientos cincuenta y tres se une a ellos Evelio Moncada Salazar. José, Sedy y Evelio conformaron el trío los Cafeteros. Fueron contratados para el homenaje que la sociedad quindiana le ofreció en el club América al presidente de la República, teniente general Gustavo Rojas Pinilla. Tres canciones enamoraron al presidente y a su hija María Eugenia: La Ruana, Tiplecito de mi vida y una composición de José Ramírez al nuevo jefe de Estado. Quince días después fueron invitados por el propio Rojas a amenizar la primera Feria Internacional de Bogotá.

El dueto Ramírez y Arcila
Al final de los sesenta, se separa de Sedy y arregla su dueto con Bernardo Arcila. Ramírez y Arcila van por el país, en conciertos con afamados grupos, tales como el Dueto de Antaño, Espinosa y Bedoya, Obdulio y Julián y el solista Carlos Julio Ramírez.

Solo en 1972 vuelve a integrar otro grupo musical, con Carlos Maldonado, y nace el dueto Ramírez y Maldonado, el más duradero de la historia local. La carrera artística del dueto Ramírez y Maldonado se prolongó hasta 1995. El dueto tradicional colombiano, prácticamente murió. Pero José siguió cantando en el calor de su familia, junto a sus hijos y sus nietos.

Y, claro, sus amigos, entre los que, con orgullo, me conté. Recuerdo que me decía: “Mi querido Miguel Ángel, hijo de mi gran amigo Chamón, usted es la herencia que me dejó, con cariño, su padre Aldemar… Siempre recuerde que yo lo quiero como él lo amaba a usted”. Paz en la tumba de uno de los más grandes compositores del Quindío, gran animador de duetos y tríos de la ciudad, pero sobre todo, adiós a un amigo del alma, a un padre inigualable.

José Ramírez Trujillo falleció en tierras quindianas en el mes de diciembre de 2012.

Artículo publicado por el diario La Crónica del Quindío.