EL OCASO DE UN ASESINO



Nadie puede escapar de su pasado!

Una película de Anton Corbijn con George Clooney. Irina Björklund, Bruce Altman, Thekla Reuten.

Estados Unidos 2010.

Dur. 105 min.

Jack es un asesino solitario en constante movimiento. Un encargo en Suecia acaba de forma inesperada para este expatriado americano y decide retirarse un tiempo a una pequeña ciudad medieval italiana. Durante su estancia, acepta el encargo de un contacto misterioso, Mathilde, para fabricar un arma. Jack disfruta de la serena tranquilidad que le proporcionan los Abruzos. Se hace amigo del sacerdote del pueblo, el padre Benedetto, y tiene una apasionada relación con la bella Clara. Ningún peligro parece acechar su romance, pero, al salir de las sombras, puede que Jack esté tentando a la suerte. http://www.uip.com.ar/el_ocaso_de_un_asesino/

Programación desde el VIERNES 24 AL JUEVES 30 DE JUNIO de 2011

HORARIOS:

VIERNES, SÁBADO y JUEVES función de 6:45 y 9:15 pm

LUNES Y MARTES sólo función de 7:00 pm

MIÉRCOLES SÓLO FUNCIÓN DE 9:15 PM Domingo sólo función de 6:45 PM

Valor entrada general FUNCIONES DE CINE 6:45 PM: 5000 pesos,

FUNCIONES DE 9:15 PM: $ 6.000 DOS CON UNA BOLETA DE TAQUILLA,

Abono para 5 entradas 20000 pesos

Un evento especial que llega a ustedes con el apoyo especial de Programa Nacional de Concertación del Ministerio de Cultura, Corporación Luna de Locos, Alianza Francesa de Pereira Vinculación especial de RCN Radio, UNE Telefónica de Pereira, Periódico La Tarde, Emisora Ecos 1360, Emisora Cultural RAC,Universitaria Stereo, TCC Empresa de Transportes.

TEATRO CÁMARA DE COMERCIO NUESTRO SERVICIO EN EL 3387800 EXT 5 SERVICIO DE CORREO GRATUITO A 9000 AMIGOS DEL BUEN CINE… INSCRÍBASE O RECOMIENDE A SUS AMIGOS!

COMENTARIO CRÍTICO

ENTREVISTA CON ANTON CORBIJIN, director de EL OCASO DE UN ASESINO

Aprovechamos el paso por Madrid del realizador holandés para charlar con él y descubrir a un tipo educado y agradable, comedido, casi reservado, en pleno proceso de adaptación al barullo mediático que supone promocionar una película a nivel internacional.

Esta película supone un cambio importante después de “Control”. Buscaba algo diferente de mi trabajo anterior, y mi agente me hizo llegar el guión. Leí la novela, y vi que el libreto podía mejorarse mucho, así que nos pusimos a ello; lo que más gustaba era la idea central en torno a la redención, y su estructura de thriller y western a la vez.

¿Cómo llegas a contactar con George Clooney? Puede que George no parezca la primera elección para un papel tan oscuro, pero había visto otras interpretaciones suyas y me daba ese aspecto sombrío del personaje. Le envié el guión, y afortunadamente le gustó. Y le gustaba mucho “Control”, así que decidimos seguir adelante. Es difícil saber por qué los actores escogen ciertos papeles, puede que sea cuestión de cogerles en el momento justo, u ofrecerles algo que potencie su versatilidad. Sea como fuere, estoy muy contento.

Clooney también es director y productor, y es una megaestrella un tanto atípica por los proyectos en los que se embarca.

¿Qué tal la relación con él durante la filmación? Cuando él llegó, el papel estaba ya muy definido, no completamente cerrado, cambiamos un par de cosas, pero sí muy planificado y preparado. Obviamente, al ser también productor ha participado de manera más activa en todo el proceso; por ejemplo en el final, que modificamos respecto de la novela original, algo en lo que él tuvo mucho que ver. Tiene muchísima experiencia dentro de la industria, al contrario que yo, que llevo poco en esto y trabajo más desde la intuición. Uniendo nuestras visiones y perspectivas sacamos todo adelante.

Disponer de un nombre tan relevante comercialmente tiene ventajas y desventajas. Por supuesto. La principal desventaja es que cuando el espectador ve el nombre de George Clooney, va al cine a ver a George Clooney y deja su personaje en segundo plano. Pero en este caso lo hace tan, tan bien, que te olvidas de él completamente.

“El americano” se ha colocado con mucha facilidad en lo más alto del box office en Estados Unidos. Más allá de la obvia alegría que te supondrá, ¿aporta una cierta presión de cara a próximos trabajos? Espero que no, porque abrir muchas expectativas en la gente te limita a la hora de tomar decisiones, de hacer elecciones de cara al futuro. No me interesan las grandes producciones americanas, me considero totalmente un director europeo y quiero seguir así.

Volviendo a la película, los protagonistas centrales son un asesino y una prostituta. ¿Cómo has buscado su enfoque?
Para mí la prostitución es algo muy natural, soy holandés y en mi país está perfectamente admitida e integrada en la sociedad. Cuando tenía diecinueve años viví en la planta superior de un burdel, era muy económico. Así que en ese sentido no ha sido complicado. Y la otra figura es la clásica del western, el forastero que llega a un pueblo y se conecta con los dos extremos, el cura (Paolo Bonacelli) que le ayuda en su viaje espiritual, y la prostituta (Violante Placido) que le acompaña en su viaje físico. Ambos le ayudan a cambiar.

Los directores de videoclips que saltan al largometraje son una especie de cliché en sí mismos. ¿Qué diferencias aprecias entre ambos terrenos? Es cierto que venir del mundo del video musical puede repercutir negativamente en tu trabajo en el largometraje, pero soy muy consciente de que son dos disciplinas totalmente distintas. Hay grandes realizadores que vienen de ese campo, como Spike Jonze o Michel Gondry; no faltan ejemplos, pero es verdad que otros tantos pierden su fuerza visual o narrativa cuando pasan de un medio a otro.

¿Pero estás contento de haber entrado en todo este nuevo entorno del cine, mucho más complicado que el trabajo como fotógrafo? Antes pensaba mucho en eso, en lo sencilla y tranquila que era mi vida como fotógrafo. ¡Bueno, aún lo hago! Tengo listo un libro de fotos de este rodaje, “Inside The american”. Algunos días tenía un momento para sacar alguna que otra imagen, me gusta guardar testimonio de lo que hago. También lo hice con “Control”.

Y a la hora de rodar un ejercicio de estilo como este la influencia de tu trabajo como fotógrafo es evidente.
Todo está conectado, claro. Es muy difícil no llevar al rodaje tu experiencia previa en otros campos. Martin Ruhe es un gran director de fotografía, pero estuve muy involucrado en ese aspecto técnico, desde luego. En esta película se reflejan hasta cierto punto todas las cosas que he hecho en mi vida profesional anteriormente.

¿Qué directores te han influido en tu salto a la realización? No he visto demasiado cine, a decir verdad, así que hay muchos cineastas modernos me encantan, como Haneke, Audiard o Von Trier, son olvidar por supuesto a los clásicos como Antonioni, Tarkovski,BergmanScorsese y Loach, por supuesto… Una lista ingente, como cualquiera, claro. Pero no me gusta ver demasiadas películas porque no quiero que me influyan demasiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.