OCEANOS, LA PELÍCULA DE LA SEMANA EN CAMARA DE COMERCIO DE PEREIRA


OCEANOS

La película del Mar más ambiciosa en la historia del cine!

Una película de Jacques Perrin y Jacques Cluzaud con la narración de Pierce Brosnan. Francia y otros. 2010. Dur 100 min.

Océanos es una aventura para descubrir las profundidades del mar en donde el hombre nunca ha estado. Una película rodada durante 4 años en 50 lugares de los diferentes continentes y a profundidades muy variadas.

Un largo viaje en donde se verán las criaturas del mar, las que ya conocemos, de las que sabemos muy poco y las muchas que aún nos quedan por descubrir. Este es un maravilloso relato sobre el mundo de los vivos, realizado por uno de los herederos de Jacques Cousteau: Jacques Perrin, nominado al Premio Oscar en la categoría de Mejor Documental en 2003 por Le peuple migrateur «The Travelling Birds».

HORARIOS VIERNES, SABADO, MARTES Y JUEVES FUNCIÒN DE 6:45 Y 9:15 PM DOMINGO Y LUNES FESTIVO SÓLO FUNCIÓN DE 6:45PM MIÉRCOLES SÓLO FUNCIÓN DE 9:15 PM

PROGRAMACIÓN DESDE EL VIERNES 12 AL JUEVES 18 DE NOVIEMBRE DE 2010

Valor entrada general FUNCIONES DE CINE 6:45 PM: 5000 pesos, FUNCIONES DE 9:15 PM: $ 6.000 DOS CON UNA BOLETA DE TAQUILLA, Abono para 5 entradas 20000 pesos TEATRO AUDITORIO CCP

Comentario Crítico

Océanos es uno de esos documentales acontecimiento, en el que se han depositado ingentes recursos técnicos y esfuerzos humanos para mostrar la naturaleza en toda su gloria. El film de Perrin y Cluzaud ofrece imágenes conmovedoras y poéticas, reforzadas por una genial música de Bruno Coulais. No obstante, uno sale de la proyección con la sensación de que falta algo.

La lástima es que tal despliegue de medios quede después supeditado a tan raquítica propuesta dramática. Océanos basa su atractivo en la belleza de sus imágenes, en la defendible fascinación por la naturaleza y en el obligatorio y encomiable canto a su defensa, elementos capaces por sí solos de llenar el metraje de esta y mil cintas más. Sin discutir eso, sí que hubiera sido deseable algún elemento que desempeñase una mínima continuidad narrativa entre un episodio y otro.

Toda la responsabilidad de hilar la película se queda, entonces, depositada en la monumental y preciosa partitura de Bruno Coulais, que en conjunción con las imágenes obtenidas por Cluzaud y Perrin, crean instantes de una poesía visual arrebatadora, haciendo de Océanos un film capaz de superar cualquier espectáculo hollywoodiense en su propio terreno. Y es que, salvando distancias, géneros y temáticas, los momentos más espectaculares que puedan ver en una sala de cine actualmente no están en ‘Avatar’ de James Cameron, sino aquí, despojados de sensacionalismos.

Una lástima que queden reducidos a sólo eso, momentos, debido a la inexistencia de un mínimo hilo conductor que refuerce el alcance de la propuesta, que la eleve por encima de la mera descripción. Pero no vamos a ponernos tercos ante imágenes que se quedan grabadas en la retina por siempre jamás. Ahí está ese plano de un pequeño escualo devuelto al agua mutilado y abandonado a su muerte (de una crueldad y horror que conmueve, de las que no se olvidan nunca), o las panorámicas aéreas sobre un mar embravecido, que traen al recuerdo La tormenta perfecta de Wolfgang Petersen (aunque sólo sea para dejarla, literalmente, por los suelos). Son sólo dos ejemplos, porque el metraje de Océanos está lleno de proposiciones visuales fascinantes.

Otra virtud a no olvidar del filme de Perrin y Cluzaud es su la manera en la que entona una de sus ideas principales, la defensa de la naturaleza ante la agresión humana, sin necesidad de apuntarse a teorías ecologistas de moda para hacerse oír. La incuestionable destrucción de especies o la contaminación de los ríos aparecen retratadas sin cortapisas, pero sin tener que recurrir a la conciencia culpable del espectador ni a manipulaciones precipitadas. Lo dicho, una pena que le falte chicha dramática, porque no deja de ser altamente recomendable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.