CARLOS GARDEL, 75 AÑOS DE SU FALLECIMIENTO.

Existe una controversia sobre si su lugar de nacimiento fue Tolouse en Francia o Tacuarembó en Uruguay, aunque no hay duda de que vivió en Buenos Aires desde muy pequeño. Creció en la Argentina y se nacionalizó en este país en 1923 y murió, en un accidente aéreo durante una gira, en Medellín. Gardel creció en el Abasto, una zona entre los barrios de Almagro y Balvanera en Buenos Aires, famoso mercado central cuyo edificio, estilo art decó se conserva aún convertido en un importante centro comercial.

A muy temprana edad comienza a ser reconocido por su canto, y trasciende su fama como el Morocho del Abasto. El payador José Betinotti le daría un nuevo apodo que también se haría popular, El Zorzal Criollo, y lo motivaría a cantar en los centros políticos. También se le conoce como el Francesito, como El Mudo, con base en un fino sentido del humor que hace referencia a su excepcional voz y como el que cada día canta mejor.

En 1902, siendo tramoyista en el teatro La Victoria, comienza a escuchar a distintos cantantes de zarzuela y ópera, entre los que se destacan el barítono italiano Titta Ruffo y el zarzuelista español Sagi Barba. En 1911 celebró un duelo musical con ‘El Oriental’ José Razzano en la calle Guardia Vieja del barrio del Abasto. En ese duelo no ganó ninguno de los dos: más bien surgió el dúo Gardel-Razzano, que trabajó unido durante quince años. Poco tiempo después Gardel grabaría sus primeros discos, marca Columbia Record, para la Casa Tagini.

Años más tarde es protagonista del film mudo Flor de Durazno. En 1923, ya metido de lleno en el tango, realiza con Razzano y la Compañía Rivera-De Rosas, una gira que lo llevará a Uruguay, Brasil y España, debutando en el Teatro Apolo de Madrid. Hacia mediados de la década de 1920 el dúo cantor se separa, pasando Razzano a ejercer las funciones empresariales. Gardel vuelve a realizar giras por Europa, donde actúa en España (1925) y Francia (1928), y actúa en varias películas para la Paramount. Debuta en el cabaret Florida de París, con enorme éxito y graba varios discos. En 1929 visita brevemente Italia y el 5 de febrero vuelve a Francia, donde actúa en la Ópera de París, triunfando de manera rotunda.

De regreso en Buenos Aires debuta en el Teatro Empire, para volver a viajar a España donde actúa en el Principal Palace de Barcelona y en el Teatro Avenida de Madrid. Comienza entonces a grabar los cortometrajes que lo harían famoso. Volvería a Francia en 1930 donde filma para la Paramount francesa la película Luces de Buenos Aires.

Tras una breve vuelta por Buenos Aires y Montevideo viaja otra vez a Europa, pero sin sus guitarristas. Filma nuevamente para la Paramount francesa «Espérame», «La casa es seria» y «Melodía de arrabal». En estas películas se incorpora como colaborador el poeta y periodista Alfredo Le Pera, con quien Gardel escribirá muchos temas (Mi Buenos Aires Querido, Silencio, Volver, El Día Que Me Quieras, etc.).

En 1933 regresa a Buenos Aires. Su conjunto de guitarras estaba integrado por Barbieri, Riverol, Vivas y Pettorossi, trabajan en Montevideo y en el interior de la Argentina y del Uruguay.

Carlos Gardel junto a Peggy, Mary, Betty y Julie, durante la filmación de Rubias de New York, en 1934.

Su público nunca más lo volvería a ver: el 7 de noviembre de 1933 se va un tiempo corto a Barcelona y París, y luego viaja a los Estados Unidos donde debuta en la NBC de Nueva York, el 30 de diciembre. En 1934 filma «Cuesta abajo», «Mi Buenos Aires querido» y «Tango en Broadway», para la Paramount de Nueva York. Vuelve por poco tiempo a Francia, a fines de 1934 vuelve a actuar en la NBC y a filmar en el musical de la Paramount «Cazadores de estrellas» junto a Bing Crosby, Richard Tauber y Ray Noble entre otros grandes. En 1935 filma El día que me quieras y Tango Bar, donde canta sus éxitos más recordados. En abril emprende su fatídica gira, programada para ir por Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Curaçao, Colombia, Panamá, Cuba y México, pero el destino impidió que esta se completara. El 24 de junio de 1935 Carlos Gardel, junto con Alfredo Le Pera y algunos de sus músicos, entre ellos el Indio Aguilar, falleció en el choque de dos aeroplanos a punto de despegar sobre la pista del aeropuerto Olaya Herrera de Medellín.

Gardel se encontraba en lo mejor de su carrera, millones de sus admiradores lo lloraron. Entonces «El Zorzal criollo» se ganó la gloria: popularmente, la gente dice que «Gardel cada día canta mejor». Un verso de su tango Volver se convirtió en un refrán famoso en toda América latina: «Veinte años no es nada».

Carlos Gardel está enterrado en el cementerio de la Chacarita de Buenos Aires. Se conservan más de setecientas grabaciones de Gardel. No sólo grabó tangos; también música folclórica, milongas, zambas, rancheras, tonadas, etc. Grabó algunos Fox Trots, un tango en español e inglés, y también algunas canciones tradicionales en francés e italiano y hasta un tango en guaraní.

Aunque fueron varias las mujeres con las que se relacionó Gardel, con ninguna mantuvo una relación duradera. Una de las más conocidas fue Isabel Martínez del Valle, quien intentó casarse con él, pero esto no se concretó, pues por algún motivo los sentimientos del Zorzal criollo cambiaron. Se comentó que una de las causas podría haber sido que la familia de la novia abusó de la generosidad del cantor y él acabó agobiado por la situación. Varias veces Gardel intentó cortar su relación con ella, pero terminaban reconciliándose. Ella nunca reconoció públicamente que su relación con él estuviese rota.

Canciones que interpretó

Gardel relizó 957 grabaciones, cubriendo 792 temas diferentes, algunas de sus canciones más reconocidas fueron grabadas en los años que se indica entre un paréntesis: Brisas de la tarde (1912), Pobre mi madre querida (1912), Desdén (1933), Tomo y obligo (1931), Lejana tierra mía (1935), Silencio (1933), Amores de estudiante (1934), Golondrinas (1934), Melodía de arrabal (1933), Guitarra guitarra mía (1935), Cuesta abajo (1934), Mi Buenos Aires Querido (1934), Soledad (1934) , Volver (1935), Por una cabeza (1935), Sus ojos se cerraron (1935), Volvió una noche (1935), El día que me quieras (1935).

Gardel en el cine

Flor de durazno, Encuadre de canciones, Las luces de Buenos Aires, Espérame, La casa es seria, Melodía de arrabal, Cuesta abajo, El Tango de Broadway, Cazadores de estrellas, El día que me quieras, Tango bar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.