FALLECIÓ EL MAESTRO DIEGO ESTRADA MONTOYA

La figura musical del Maestro DIEGO ESTRADA ha dejado su singular sonoridad de innumerables proyectos musicales y discográficos y diversos premios llevan su nombre en homenaje al talento de los ejecutantes de la Bandola Andina como el premio «Diego Estrada Montoya» al mejor bandolista de cada Festival de Música Andina Colombiana Mono Núñez realizado en Ginebra (Valle del Cauca) y el reconocimiento al mérito artístico «Diego Estrada Montoya» entregado en cada Festival Bandola de Sevilla (Valle del Cauca).

La música del interior de Colombia en los sonidos de la Bandola para quienes aún no conocen mucho de la Bandola Andina Colombiana, este instrumento melódico de 12 o 16 cuerdas organizadas en 6 órdenes, tocado con un plectro e hija mestiza de la familia de las bandurrias españolas, que mejor que descubrir su historia en la trayectoria artística de los músicos que le han dado vida y nombre en las páginas musicales de Colombia. Hablar de DIEGO ESTRADA MONTOYA, es hacer mención a toda una figura y tradición de la Música Andina Colombiana. Este músico nacido en Buga (Valle del Cauca) en Octubre de1936, comenzó su carrera musical siendo muy niño de la mano de reconocidos músicos como Miguel Barbosa, Manuel A. Salazar, Efraín Orozco.


Fotografía diario El País de Cali

Muy pronto fue la Bandola su principal instrumento, con el cual empezó a destacarse en estudiantinas y conjuntos por su destreza y virtuosismo, hecho que le valió haber sido convocado por el compositor Alvaro Romero para conformar el Trío MORALES PINO en el año de 1961. A partir de allí, este Trío conformado por DIEGO ESTRADA, en la bandola; PEREGRINO GALINDO, en el tiple y ÁLVARO ROMERO, en la guitarra, se convirtió en una institución sólida y única en la historia de la música nacional, que sirvió no sólo para difundir los ritmos colombianos como bambucos, pasillos, valses, danzas, polkas, guabinas, torbellinos, pasodobles, etc., a nivel nacional y el exterior, sino a incentivar a las nuevas generaciones de intérpretes hacia todo lo relacionado con la música instrumental de cuerdas colombianas.

Según el musicólogo Octavio Marulanda, el auge de este Trío se debió a tres razones: la preservación inalterada de las características propias de los aires colombianos, en el género instrumental. La calidad armónica con refinamiento, en la cual sobresale el gusto de los arreglos y la originalidad en la ejecución.




Presentación realizada en Bogotá en 1988 con motivo de la semana de la bandola. Fernando León y Diego Estrada en las bandolas, Aycardo Muñoz en el tiple y Fidel Alvarez en la guitarra. Interpretan «Nueva Colombia» de Efraín Orozco; luego «Pincho» obra de Adolfo Mejía; al final, Bandolitis.





El papel resaltante de la bandola, con un color y personalidad que le proporcionó un tejido melódico enriquecido. El criterio exigente en la selección del repertorio, conservando siempre un nivel de calidad invariable y por último, el notable esfuerzo por montar obras inéditas o muy poco divulgadas, con preferencia a los compositores vallecaucanos como Jerónimo Velasco. Con todos estos elementos y ante el auge de la Radiodifusión y la grabación de la música colombiana en las décadas del 60 y 70, esta agrupación realizó una de las mayores recopilaciones musicales colombianas grabadas realizando un total de 24 discos en formato LP.

La importancia de DIEGO ESTRADA como bandolista no sólo radica en su manera particular de ejecutar la bandola, siguiendo el estilo netamente melódico y virtuosístico propuesto por el compositor y bandolista Nariñense Plinio Herrera Timarán, sino también fue muy inquieto en aspectos de construcción. Fue así que en 1961, redujo la longitud del diapasón y del mástil, permitiendo la afinación del instrumento a la tonalidad de Do, hasta entonces utilizada en Si bemol. Esta es una de las razones por las que sus magistrales ejecuciones en la bandola eran de un color sonoro nunca antes escuchado.

Fotografía Emisoras UIS de Bucaramanga

A parte de su labor como bandolista DIEGO ESTRADA también ha sido compositor y arreglista, entre sus obras se encuentran el pasodoble «Alcohólicos anónimos», los pasillos «Rubén», «Santiago», «El Chino León», «A un amigo», «Mis Cucuruchos», entre otros. Años después de la muerte del maestro Álvaro Romero y ante la finalización del Trío Morales Pino, crea junto al tiplista óscar Rodríguez y al guitarrista Carlos Arturo Torres, el Trío Espíritu Colombiano con el que ha realizado 3 producciones discográficas. Resaltando su interpretación en la Bandola, importantes compositores como le han dedicado piezas como el pasillo «Diego» de Gentil Montaña o el legendario «Bandolitis» pasillo de Efraín Orozco compuesto en 1963.

El maestro DIEGO ESTRADA realizó una importante labor pedagógico musical en el Instituto de Cultura popular de Cali, donde impartió durante muchos años la cátedra de Bandola y tiple, así como la dirección de la Estudiantina, espacio que se constituyó en uno de los principales semilleros de músicos del occidente colombiano. En el año de 1989 editó su «Método para el aprendizaje de la bandola» avalada por la secretaría de Educación de Cali y la Gobernación del Valle del Cauca, obra de obligada referencia como recurso pedagógico para la enseñanza de los principios técnicos y estilísticos en la ejecución de la bandola andina colombiana.

La figura musical del Maestro DIEGO ESTRADA ha dejado su singular sonoridad de innumerables proyectos musicales y discográficos y diversos premios llevan su nombre en homenaje al talento de los ejecutantes de la Bandola Andina como el premio «Diego Estrada Montoya» al mejor bandolista de cada Festival de Música Andina Colombiana Mono Núñez realizado en Ginebra (Valle del Cauca) y el reconocimiento al mérito artístico «Diego Estrada Montoya» entregado en cada Festival Bandola de Sevilla (Valle del Cauca). En la actualidad reside en la ciudad de Cali, donde asesora diversos proyectos musicales y es invitado permanente de tertulias, festivales, encuentros y charlas de Música Andina Colombiana.


El Maestro Diego Estrada Montoya, falleció en Santiago de Cali, hoy 9 de diciembre tras una corta hospitalización en la Clínica Valle de Lilí.

Dora Corita Rojas –  Investigadora musical
Tomado de la Revista Gallery, Edición No. 5, 2008

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.