FALLECIO ETELVINA MALDONADO, UNA DE LAS MAS GRANDES INTÉRPRETES DEL FANDANGO

Dos grandes Cantadoras colombianas, a la izquierda Martina Camargo
y a la derecha Etelvina Maldonado. Fotografía de Diana Sánchez
publicada en el diario El espectador.

Etelvina Maldonado, quien se encargó de popularizar lo que antes se llamaba fandango y hoy se conoce con el nombre de bullerengue, murió este martes en Cartagena, a los 75 años de edad, como consecuencia de un paro respiratorio.

La cantadora se convirtió en una de las mayores exponentes del folclor caribeño de nuestro país al lado de Totó La Momposina y Petrona Martínez. “Antes a mí me gustaba cantar boleros, rancheras y tango pero cuando crecí vi que a mis padres les gustaba el bullerengue y me dije: ‘aquí es que tengo yo que romper’. Siempre he sido la última, era la más pequeña, y seré la última en morirme porque ya se murieron todos”.

«Totó fue la primera que abrió el camino, luego siguió Petrona y ahí continúa un grupo bastante grande en el que estoy yo también. A mí me encanta que el mundo conozca nuestra música y considero que somos una sola familia y lo que pasa es que tenemos apellidos diferentes», aseguró en ese entonces.

La artista bolivarense murió en su casa del barrio El Pozón, en Cartagena.

Menuda, dulce y de salud frágil, cuando Etelvina Maldonado dejaba salir su voz para cantar el bullerengue podía opacar a cualquiera. Su voz era capaz de sacarle lágrimas al público cuando interpretaba canciones como ‘Por qué me pega’, composición suya que surgió al ver a una madre que dejaba a sus hijos solos.

Maldonado, nacida en Santa Ana (Bolívar), falleció a los 75 años mientras era llevada en ambulancia a un centro asistencial después de presentar un ahogo. «Cuando llegó ya no tenía signos vitales», informó uno de sus nietos.

De la mano de su padre Pedro Maldonado y su madre Francisca de la Hoz la infancia de Etelvina transcurre en peregrinaciones de carnavales, fiestas patronales, cantos de bullerengues, fandango de lenguas y el constante sonido del tambor.

La cantadora, cuyo nombre se perfilaba para estar a la altura de divas del folclor como Petrona Martínez y Totó La Momposina, con las que llegó a alternar. Sin embargo, era una de las figuras invitadas al Próximo Festival Mar de Músicas, en Cartagena (España).

Aunque el año pasado corrió el rumor de que tenía cáncer en la garganta, su manager Rafael Ramos, afirmó que se le hicieron chequeos médicos y se descartó esa enfermedad.

La cantadora cultivó durante toda su vida el folclor que aprendió desde niña, pero solo cuando participó en el proyecto ‘Cantadoras’, de Alé Kumá, que combinaba el canto de cuatro cantadoras tradicionales con sonidos del jazz, su nombre empezó a tener una relevancia nacional.

Después de esa experiencia, Etelvina conformó su propio grupo y hasta grabó un disco como solista. Fue autora de canciones como Llorando te coge el día.

Maldonado había ganado premios a la mejor voz en festivales de bullerenge como el de Maria La Baja y Puerto Escondido. Su última salida para presentarse en el exterior fue una gira en Francia en un festival de músicas del mundo, recordó su manager.

Artículo tomado de www.eltiempo.com.co; www.elespectador.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.