MENSAJE DESDE COSQUIN -ARGENTINA-


Desde Cosquín, Argentina, donde se realizó en este enero de 2010 la edición 50 de su famoso festival folclórico, nos escribe Claudia Isabel Serrano Otero, socióloga nacida en Zapatoca, Santander, quien como buena amante de las expresiones folclóricas recorrio miles de kilómetros para llegar a la cita del folclor latinoamericano, el siguiente es el mensaje que hoy 1 de febrero nos envía:

Aquíiiiiiii Cosquínnnnnnnnnn, Capital del Folklore.

Con este grito, pólvora de mil colores y chacarera argentina, se inicia como lo refiere el Himno a Cosquín: «una cosecha de coplas, que en nueve noches se siembra». Cosquín está ubicado en la Provincia de Córdoba, Norte de Argentina, lugar a donde llegan todos los eneros cantores de diversas provincias argentinas y latinoamericanas para esparcir su canto y poner de fiesta los corazones sureños.

Entre el 20 y 31 de enero de 2010 se celebró las bodas de oro del festival, 50 años de vida de un escenario que ha reunido el folklore latinoamericano y que ha sido cuna para muchos artistas del mundo andino, tales como Mercedes Sosa, homenajeada en este año por los cantores presentes.

Al igual que en años anteriores han participado en este encuentro una delegación de colombianos y colombianas que, con diversos cantares y sones de nuestro país, han venido trayendo diversas expresiones de nuestros ethos culturales colombianos. Refiere Martha Helena Hoyos, promotora de la delegación, que «desde el año 2004 Colombia viene haciendo presencia continua en este querido festival. Por el escenario Atahualpa Yupanqui ha pasado Septófono (agrupación santandereana) en 2008, Jorge Velosa y Los Carrangueros en 2009, y en este año un ensamble caribeño de Martha Helena Hoyos y el Maestro Nicolás «Colacho» Mendoza, con bailadores y músicos de Macondo, agrupación de música y danzas de la Universidad Industrial de Santander«.

Sones caribeños y andinos colombianos, estuvieron presentes en el Cosquín: -El Maestro Colacho» Mendoza, Compositor, folklorista y director del Grupo Macondo. – 16 integrantes de Macondo quienes son estudiantes de diferentes carreras en la UIS, y además, bailadores, bailadoras y músicos. Willson Arenas, tamborero invitado. Tobias Bastidas, reconocido Luthier quindiano y uno de los organizadores del festival Cuyabrito de Oro (Armenia). Ancizar Castrillón Santa, cantautor quindiano reconocido en el mundo de la música andina colombiana; y Martha Helena Hoyos, Cantautora y Coordinadora de la delegación.

Cosquín y festival son sinónimos, como la canción: «Cosquín tiene en su nombre una campana…» Es un lugar pequeño, donde se reconocen facilmente los lugares; todo es grandioso e inimaginable. Los conciertos en la Plaza Próspero Molina, Las peñas folklóricas en lugares cerrados o a la orilla del Río Cosquín, donde las familias (niños, adultos y abuelos) van a bañarse y a apreciar los espectáculos programados o improvisados. Se baila gato, chacarera, zamba y se toma mate, cerveza o vino para calmar el calor veraniego. La feria artesanal latinoamericana reune además de artesanías, teatro, libros y más música. En todas partes se vive la música, en los stand de artesanos, en cada esquina, en cada calle, por donde se camine hay folklore…

Alrededor de la la programación mayor, la que se transmite en la tele, se encuentran peñas folklóricas, Encuentro de Poetas, Congreso de Cultura Latinoamericana, Talleres Culturales, Feria del Libro, entre otros. Por el escenario del Atahualpa Yupanqui en la edición No. 50, pasaron reconocidos artistas como Pablo Milanés, León Gieco, El Chaqueño Palavecino, Illapu, IntiIllimani, Jarkas, entre cientos más. Allí, en este escenario, se presentó la delegación colombiana el día martes 26 de enero compartiendo con el público coscoíno los sones del vallenato y la cumbia colombiana.

De igual manera los Maestros Colacho Mendoza y Ancizar Castrillón participaron en el Encuentro de Poetas y en el Congreso de Cultura latinoamericana. Colacho y la Agrupación Macondo, explicaron los cantos del litoral Pacífico y Atlántico, la poesía negra de Candelario Obeso, la historia de los palenques, los rítmos (como se tocan y bailan), los instrumentos ejecutados y una apreciación sobre el aporte de Santander a la Cultura Vallenata, que se viene estudiando y produciendo en este departamento. Ancizar por su parte, explicó desde su poesía el sentir de los pueblos andinos, los relatos de las fondas y peluquerías antioqueñas de viejas épocas y las vivencias de estos pobladores en las nuevas realidades cotidianas.

Tobias realizó un taller de tiple colombiano, donde compartió la historia del instrumento y su historia como luthier, los pasos para fabricar el instrumento, las formas de interpretarlo y hacer música con él.

El festival ha terminado, doce días y noches de folklore se han vivenciado por tratarse del Cosquín de oro… Experiencias muchas se quedan sin contar, compartir, hermanarse a partir de un gran sentimiento por la música, descubrirnos, ver que no somos los únicos, que cada lugar y cada gente está llena de saberes, experiencias y emociones que contar…

Claudia Isabel Serrano Otero
Cosquín
Para www.albambuquero.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.