100 AÑOS DEL NATALICIO DE VIOLETA PARRA

Violeta Parra fue una artista chilena que destacó como cantautora. Esta folclorista suramericana también exploró otros campos artísticos como la pintura y la escultura. Gran divulgadora de la música popular de Chile, este miércoles se cumple un siglo de su nacimiento (San Fabián de Alico, 1917) 

Este año se han cumplido también 50 años de su muerte. La artista se suicidó de un balazo en la sien en Santiago de Chile el 5 de febrero de 1967, poco después de componer ‘Gracias a la vida’, una de sus canciones más reconocidas. Otros de sus temas más populares son ‘Volver a los 17’, ‘La jardinera’ o ‘run run se fue pal norte’. 

Referente cultural y social en latinoamerica, activista, revolucionaria e irreverente ante el poder, Violeta Parra luchaba contra la opresión a su pueblo y la tiranía a través de sus canciones. Cogió la guitarra de muy joven y empezó a componer temas con sus hermanos. Al inicio de su carrera, actuó en sitios nocturnos y en pequeñas salas.

Más adelante cruzó todo Chile con su guitarra con el objetivo de conocer y divulgar la música tradicional chilena. La popularidad le brindó la oportunidad de tener su propio programa de radio y la invitación para presentarse a un festival juvenil en Polonia, viaje que aprovechó para recorrer la Unión Soviética, entre otros países. En París grabó su primer disco de larga duración y obtuvo un éxito inédito en Europa para un artista chileno.

Violeta Parra fue pionera de una nueva corriente musical que fue etiquetada como “nueva canción chilena”, una renovación del folk tradicional que se convirtió en un movimiento por la justicia social en la América Latina.

Después de unos años de idas y venidas, se instaló en 1961 en París, donde además de su carrera musical, se condecoró también en su faceta de artista visual. Violeta Parra llegó a exponer unas series de óleos y esculturas en el museo del Louvre en 1964, lo que la convirtió en la primera mujer latinoamericana en hacerlo.

En 1965 regresó a Chile y centró su energía en crear un centro comunitario para las artes y el activismo político, ahora llamado Centro Cultural La Carpa de La Reina, que tuvo un éxito moderado.

Poco después, y tras algunos intentos fallidos, Violeta Parra se suicidó a los 49 años. Violeta Parra tuvo cuatro hijos -en dos relaciones diferentes-, Ángel Parra, Isabel Parra, Carmen Luisa Arce y Rosa Clara Arce, de los que solo vive  el segundo. Violeta forma parte de la familia Parra, un clan ligado por muchos de sus integrantes al arte. Como, por ejemplo, el poeta, escritor y premio Cervantes Nicanor Parra, hermano de Violeta, que suma ya 103 años.

Sus canciones las han interpretado artistas como Joan Manuel Serrat, Franco Simone y Mercedes Sosa, entre muchos otros.

A continuación, la letra de ‘Gracias a la vida’, interpretada como la despedida de Violeta Parra antes de suicidarse: