FINALIZÓ EN CALI EL SEGUNDO FESTIVAL DE LA MARIMBA DE CHONTA


En la imagen José Antonio Torres «Gualajo» -camisa amarilla lado izq- y Hugo Candelario González -Primero lado derecho-
dos de los más grandes intérpretes de la marimba de chonta del pacífico colombiano. Fotografía de El Espectador.

El II Festival de la Marimba, que terminó esta semana, se ha convertido en un escenario especial donde la cultura afrodescendiente típica del Pacífico colombiano cobra todo el protagonismo. A esta cultura, que venía sosteniendo familias de manera independiente en sus lugares de origen, “ahora el Gobierno le otorga un espacio para apoyar la gastronomía, la artesanía y la música”, así lo expresó el secretario de Cultura Departamental, el maestro Nino Caicedo, durante el evento.

La gente oriunda del Pacífico creció dentro de un ambiente de folclor escuchando el cununo, la tambora, el clarinete y la marimba. En este Festival es Cali la que tiene la oportunidad de vivir el folclor afrodescendiente convirtiéndose de manera virtual en la capital del Pacífico, despertando las raíces negras que integran la mezcla cultural de los ancestros africanos. Y la marimba se convierte en la prueba fehaciente de la herencia cultural, comprobando que el hombre que llegó a América con sus manos vacías y con sus recuerdos podía construir su propia identidad y lo consiguió a través de este instrumento. La elaboró con todo aquello que le suministraba la selva y, con el tiempo, anudando conocimiento y saberes, la marimba de chonta se convirtió en el eje cohesionador de todo el Pacífico.
Lo ancestral y lo moderno

Al toque del Rey de la Marimba, campeón del primer Festival de Marimba en 2008, el maestro Gualajo, se unieron Hugo Candelario y Yuri Buenaventura. Tres personajes que han llevado el folclor de su tierra alrededor del mundo. Para José Antonio Torres Gualajo, quien representa la tradición musical guapireña, “el Festival es muy importante porque resalta la marimba y su magia, es la oportunidad de que crezca la conciencia de la música del Pacífico en el pueblo colombiano”. La música la aprendió desde niño con la guía de su padre y su abuelo. Después de haber practicado varios oficios, la música llegó como su razón de vida definitiva y con el propósito de ser el mejor. Es así como hoy se considera más que un marimbero, un ‘sonero”, capaz de tocar cualquier tipo de música con cualquier orquesta.

Gualajo ha estado ligado a la vida musical y personal de Hugo Candelario González, director del grupo Bahía. Como el mismo maestro lo dice: “Lo conozco desde antes de nacer, fui yo quien llevó en una lancha a su madre al hospital cuando iba a dar a luz, mientras Guapi se consumía en un gran incendio”. Hugo Candelario es un hombre con fuertes raíces musicales ancestrales y ello lo ha demostrado con su música, combinando su esencia musical con nuevos ritmos. Para Hugo Candelario, el Festival “más que un concurso es una oportunidad grandísima para reconocer una de las raíces más importantes de la región pacífica, la raíz afrodescendiente. Con la música escribimos y recordamos nuestra verdadera historia, nuestra verdadera esencia, es un espacio para la identidad, para el trabajo y para la creatividad, y así mostramos nuestra historia desde un ángulo más amable y más real, y no ese triste y excluyente”.

La fusión entre Gualajo, Hugo Candelario y Yuri Buenaventura está atravesada por un mar Pacífico y una herencia musical que lleva en su sangre, pero que se traduce en diferentes caminos. Mientras el maestro Gualajo se convierte en el representante de lo tradicional, Bahía con Hugo Candelario son la combinación entre lo tradicional y contemporáneo. Por otro lado, Yuri Buenaventura, se fue por los acordes y la alegría de la salsa, ritmo que ha llevado a los más importantes escenarios internacionales y a ser reconocido especialmente en un país como Francia. Sin embargo, eventos como el Festival de la Marimba se convierten en un espacio de encuentro para compartir el verdadero sentir de la música ancestral afrodescendiente.
Los ganadores del Festival de la Marimba en Cali

Las personalidades encargadas de evaluar los dieciséis grupos participantes fueron la senadora Piedad Córdoba; el maestro Héctor Javier Tascón, especialista en marimba y ritmos del Pacífico sur; el músico Emeris Solís, experto en percusión folclórica; el escritor y periodista Umberto Valverde, y la cantaora guapireña Benigna Solís. Ellos determinaron como finalistas del II Festival de la Marimba a las agrupaciones: Guascanato, Estampa Folclórica del Pacífico, Marimbas Bantúes, Son Cultura, Ruiseñores del Pacífico, Nuevo Amanecer, Cangrejo y Raíces del Pacífico. Entre estos grupos se galardonó como el Rey de la Marimba 2009 al señor Fabio Rodríguez Riascos, del Grupo Cangrejo de Guapi Timbiquí.

Artículo publicado por www.elespectador.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.